Archive | Cultura viva comunitaria RSS feed for this section

Secretaría de Cultura del FMLN participa en caravana de Artistas Centroamericanos rumbo al VI Congreso Iberoamericano de Cultura

10 Abr

10176083_763853266966757_3320370280973986926_n

El arte comunitario se ha puesto marcha para ser parte del VI Congreso Iberoamericano de Cultura, para ello se han dispuesto cruzar toda la región centroamericana de la mano del teatro, el son de los tambores, los zancos, la comparsa y la danza, como una variedad de expresiones que reflejan nuestras identidades.

Para ello desde el pasado sábado 05 de abril, decenas de artistas de organizaciones del Movimiento Artístico Comunitario de la región centroamericana (MARACA) a través de una Caravana denominada Culturas Vivas Comunitarias, se han puesto en marcha desde Belice y otra desde Panamá con destino a Costa Rica, para participar en el VI Congreso Iberoamericano de Cultura, cuya edición ha sido denominada “Culturas Vivas Comunitarias” evento que espera reunir del 11 al 13 de abril, a una gran diversidad de personas impulsoras de distintas iniciativas artísticas y culturales de toda Iberoamérica.

El objetivo principal de realizar la caravana y el congreso es para destacara la necesidad de contar con políticas públicas que promuevan la cultura popular, planteando en concreto que al menos el 0,1% de los Presupuestos Nacionales se invierta en experiencias de Cultura Viva Comunitaria.

De El Salvador participan la Secretaría de Cultura del FMLN, la Asociación Tiempos Nuevos de Teatro y Escénica.

El punto de partida de la Caravana fue el sábado 05 de abril, con un ritual y Festival Artístico, en Arenal-Belice, a cargo de la organización Artística Comunitaria Caracol, el domingo 06 la Caravana Artística hizo su primera escala, en Guatemala, donde se realizó un ritual de invocación y el Festival de Cultura Viva Comunitaria, organizado por Caja Lúdica y la Red Guatemalteca de Arte Comunitario.

El día 07 de abril, la Caravana, llegó a El Salvador realizando una escala en San Antonio Los Ranchos, Chalatenango, en el Centro Cultural Jon Cortina, sede de la Asociación Tiempos Nuevos Teatro, donde la comunidad dio la bienvenida con un encuentro artístico.

Posteriormente el 08 abril, la caravana arribó a Pespire-Honduras donde en la Plaza Central en horas de la noche se realizó un Festival Artístico, a cargo de la organización artística Walabis.

El día 9 de abril la caravana estará arribando a León y luego Granada en ambos lugares habrá intercambio con el Movimiento Artístico Comunitario de Nicaragua, Finalmente el día 10 de abril la caravana arribará a su destino Costa Rica, durante previo al inicio del Congreso Iberoamericano se participará en una peña de Cultura Viva Comunitaria, para luego asegurar estar presentes desde el primer día de actividades del Congreso y durante el cual se participará en reuniones, debates, ponencias e intercambios de experiencias.

Al congreso asistirá el historiador Célio Turino, gestor y creador de los “Puntos de cultura” o también conocidos como “Cultura viva”, una política del Ministerio de Cultura de Brasil que marcó un paradigma en la elaboración de políticas públicas para la cultura en América Latina.

Arte y cultura en las comunidades.

20 Jul

composición 2, con logo

Redacción/Marlen Argueta.

Con el fin de facilitar el acceso a  la cultura y el arte, La Secretaria Nacional de Cultura del FMLN, impulsa el proyecto de Desarrollo Artístico  Cultural Comunitario como prueba piloto en cuatro departamentos y nueve municipios del país.

Este proyecto  que además procura  generar participación de las comunidades en la búsqueda de la cultura como un derecho, se inició en febrero de 2013 en los departamentos de Santa Ana, Sonsonate, San Salvador y San Vicente.

Específicamente en los municipios de Santa Ana, Sonsonate, San Julián, Izalco, Nahuizalco, Nejapa, San Salvador, San Vicente y San Esteban Catarina.

Pretende desarrollar herramientas de trabajo combinando el arte, la educación informal y la organización social en las comunidades, sustentando su aporte en la construcción de la identidad colectiva e individual del ser social.

La producción cultural y artística en un “hacer con” los vecinos, propiciando el desarrollo de las capacidades creativas de las personas en el marco de acciones colectivas.

El proyecto cuenta con tres acciones fundamentales: La formación artística, la organización y la promoción y difusión del arte vivo a través de acciones y/o actividades artísticas comunitarias.

taller de música.

Formación artística en las comunidades.

El Proyecto de Desarrollo Artístico Comunitario promueve la formación artística a través de talleres que se imparten en las comunidades, barrios, caseríos  y colonias  de los nueve  municipios.

En Julio se cuentan con más de una veintena de talleres artísticos donde la participación fundamental corresponde al sector juvenil del país.

Artistas y especialistas en las técnicas de las diferentes disciplinas del arte se desplazan hasta las comunidades, para desarrollar esta formación que tendrá como resultado, un encuentro comunitario de los cuatro departamentos a finales de este 2013.

introduccion jesús

La Declaración de La Paz

5 Jun

Novedades 4 junio, 2013

ECOS DEL 1er CONGRESO LATINOAMERICANO DE CULTURA VIVA COMUNITARIA- CONCLUSIONES, AVANCES, DESAFÍOS

Finalizado el 1er Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria, en La Paz, el 22 de Mayo de este año, se dio a conocer un manifiesto denominado “Declaración de La Paz”, elaboración colectiva de los participantes. En él se resaltan algunos elementos esenciales de lo que significó este evento y sus perspectivas de futuro. Lo transcribimos textualmente para que sea material de reflexión y debate.

Declaración de La Paz

“Hemos comprobado con alegría que la cultura viva comunitaria en nuestra Latinoamérica es una realidad innegable que moviliza a cientos de millones de personas y miles de organizaciones populares en todo el continente, fuente de aprendizaje, sabiduría y propuestas.

Se trata de la recuperación histórica de una vocación continental; la caravana hacia nuestras Culturas Vivas Comunitarias no ha comenzado ayer, sino hace quinientos años. En el momento mismo en que sufrimos la agresión de los ejércitos imperiales más sanguinarios de la historia, nuestras culturas vivas comunitarias recomenzaron un camino hacia la semilla, hacia nosotros y nosotras mismas, hacia una práctica cultural colectiva, basada en la amistad, la paz, la solidaridad y la cooperación, ya no como acciones de resistencia, sino con la perspectiva de la construcción de una nueva sociabilidad.

Por eso la cultura viva comunitaria comienza a ser una provocación colectiva a la recuperación y la proyección de esas prácticas en la transformación de nuestras democracias, de manera de que el territorio deje de ser la geografía de proyectos elaborados desde los intereses del capitalismo y comience a ser la patria de los sueños colectivos de nuestros pueblos.

La lucha por la construcción de escenarios políticos que favorezcan el reconocimiento y el fortalecimiento de las culturas vivas comunitarias constituye entonces, un objetivo trascendental para la construcción de la felicidad en nuestros pueblos, barrios y parajes. Se trata de comprender que el derecho a la cultura no se ejerce en abstracto, sino en el reconocimiento efectivo de los modos en los que nuestros pueblos lo realizan.

La cultura es un derecho humano que si no se ejerce se pierde. Es preciso que todos los actores culturales del continente cabalguen sobre los nuevos retos de relacionamientos con los Estados, los cuales tienen obligaciones de promoción, respeto y protección de los derechos humanos culturales.Los creadores culturales tenemos el derecho y el deber de exigir a que los Estados cumplan con sus compromisos asumidos en el ámbito internacional.

Las mujeres y hombres reunidos en la ciudad de La Paz, decidimos usar como herramienta la exigibilidad de los derechos culturales como materia básica para la elaboración de políticas públicas de culturas vivas comunitarias, de manera de generar y fortalecer en nuestras comunidades prácticas integrales de descolonización, despatriarcalización y de igualdad de géneros entre todos y todas.

Así, la cultura viva comunitaria solo puede entenderse como parte de procesos integrales de cuidado de nuestros bienes comunes, de economía solidaria, de igualdad en la distribución de la riqueza y en la construcción de democracias deliberativas, participativas y comunitarias.

Abrazamos estas propuestas como rutas en estas nuevas cartografías que venimos transitando. Jallalla Latinoamerica, Jallalla Culturas Vivas Comunitarias”

Un documento sensible pero también rico en contenidos e interpelaciones.

tomado de http://culturavivacomunitaria.org/cv/

La Comunicación como derecho de todas y todos – Manifiesto Comunicación Compartida

5 Jun

Imagen

Novedades 19 mayo, 2013

Todas y todos tenemos el derecho de manifestar nuestras creencias, de reconocernos en nuestros orígenes, de incidir en la evolución de las tradiciones y de la vida como un todo. La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos asegura el derecho individual a la libertad de expresión. Queremos asegurar el derecho colectivo a expresarse, a participar de la construcción de la realidad y dialogar en sociedad. La Comunicación Compartida del Primer Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria es una experiencia para ejercer tal derecho.

La propuesta consiste en la lectura conjunta de los acontecimientos, a partir de diversos puntos de vista que dialogan entre sí.  Estudiantes, agentes culturales, activistas y demás interesadas e interesados interconectarán sus experiencias para divulgar y cuestionar la producción cultural Latinoamericana así como sus temáticas.

Entendemos la comunicación como una acción política y no sólo como un canal de circulación de informaciones. Es un proceso de interpretación de la realidad a ser desarrollado colaborativamente, en contrapunto a la lógica competitiva de los medios masivos de comunicación. Las tecnologias de información deben servir para la difusión de los puntos de vista construídos en diversos ámbitos, cuestionando la sociedad a partir de la experiencia de diversos sectores que la componen. Defendemos que la comunicación debe estar al servicio de todas y todos, para la construcción de una sociedad más justa y plural.

Los materiales producidos en este espacio deberán respetar los valores éticos y sociales además de ofrecer un espacio participativo a las diversas partes involucradas en cualquier tema. La Comunicación Compartida debe respetar los derechos humanos y oponerse a cualquier discriminación de raza, credo, género, convicciones político-partidarias y condiciones sociales.

Teniendo en cuenta el compartir y la producción de conocimiento, fomentamos la utilización de licencias que apoyan la flexibilización del uso de los derechos de autor, las políticas del copyleft y la libre reproducción de contenido. Destacar, igualmente, que otras formas de licenciamiento deben ser respetadas. Cuando haya reproducción de materiales de terceros (en cualquier formato), es necesario indicar la fuente. Del mismo modo, la Comunicación Compartida del Congreso debe estar guiada de forma preferente por el uso de softwares libres y tecnologías abiertas en su proceso productivo, por su importancia crucial en la perspectiva de una descolonización y empoderamiento tecnológico.

En la Comunicación Compartida, además del contenido, importa la forma en cómo ella es construida y el proceso conjunto de reafirmación de diversidades – más allá del “qué” comunicar, se trata de “cómo” y “para qué” comunicar. Puntualmente en mayo de 2013, durante el Primer Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria – a ejemplo del Fórum Social Mundial y tantas otras iniciativas diseminadas por el mundo – haremos la Comunicación Compartida de todas las actividades como un gran laboratorio para que aprendamos a ejercer el derecho a la comunicación colectivamente.

                                                                    tomado de: http://culturavivacomunitaria.org/cv/

Vídeo

CULTURA VIVA: CONVERSATORIO CON CÉLIO TURINO

23 May

Célio Turino es agente cultural, historiador y director de museos.  Fue Secretario del Ministerio de Cultura de Brasil en el gobierno de Lula y es el autor de uno de los programas más exitosos en América Latina, conocido como “Puntos de cultura” o “Cultura viva” , adoptado como modelo por vario países de la región.

Cultura viva comunitaria: la política del bien común

23 May

Imagen

Célio Turino

CULTURA VIVA COMUNITARIA: LA POLÍTICA DEL BIEN COMÚN

Parte 1

Punto de Cultura – La construcción de una política pública

 

Al grano: surge un nuevo tipo de Estado cuando oímos al que jamás había sido escuchado

La aplicación del concepto de gestión compartida y transformadora para los Puntos de Cultura pretende establecer nuevos parámetros para la gestión y democracia entre Estado y sociedad. En lugar de imponer una programación cultural o convocar a los grupos culturales para que digan lo que quieren (o necesiten), preguntamos qué desean. En lugar de entender la cultura como un producto, se le reconoce como un proceso. Este nuevo concepto se expresa con la convocatoria de 2004 para la selección de los primeros Puntos de Cultura. Hemos dado la vuelta en la manera de concertar con los grupos sociales: el Ministerio de Cultura dice de cuánto es su presupuesto y los proponentes definen, desde su punto de vista y necesidades, cómo aplicar los recursos. En algunas propuestas, la parte más significativa del presupuesto se destina a la adecuación del espacio físico, y en otras, a la compra de equipos o –como en la mayoría– a la realización de talleres y actividades continuadas.

El único elemento común a todos es el estudio multimedia, que permite grabar música y audiovisuales y colgarlos en Internet.

Punto de Cultura es un concepto de política pública. Son organizaciones culturales que ganan cada día más fuerza en la sociedad y reconocimiento institucional para establecer una alianza, un pacto con el Estado. Aquí hay una distinción sutil: los Puntos de Cultura no pueden ser para las personas, pero las personas conforman sí un organizador de la cultura a nivel local, actuando como un punto de recepción de la cultura y de la irradiación de la misma. Como un enlace en la red, el Punto de Cultura no es una herramienta cultural ni un servicio gubernamental. Su enfoque no se centra en la falta de bienes y servicios, sino en la capacidad de actuación de personas y grupos en los barrios de nuestras ciudades. Punto de Cultura es la cultura en proceso, en avance, desarrollada con autonomía y protagonismo social.

La gestión del Punto de Cultura se inicia desde el acuerdo firmado entre el Gobierno y los proponentes, definiendo las responsabilidades (acceso público al Punto, trabajo colaborativo, decisiones compartidas con la comunidad) y derechos (regularidad en la transferencia de recursos, supervisión y capacitación, el acceso del público a los bienes y servicios adquiridos con los recursos invertidos etc.). Como el Punto continúa desarrollando sus actividades, independientemente del convenio firmado, la dinámica de cada organización debe ser respetada. Algunas son ONG orientadas a la acción social-educativa; otras son escuelas de samba, asociaciones de vecinos, pueblos indígenas, grupos de teatro, conservatorios, centros de extensión universitaria, museos, cooperativas de asentamientos rurales… Cada colectivo con sus características específicas y su propia forma de organización.

Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: