YA VIENE EL DÍA (Pablo Benitez)

6 Mar

Imagen

(Palabras pronunciadas el 04 de marzo, en el evento “Encuentro, ciencia, arte y cultura” realizado en el Teatro Presidente por el “Movimiento Ciudadano Arte y Cultura El Salvador Adelante”).

Pablo Benítez

“Ya va venir el día, / ponte el alma”, nos dice César Vallejo con su voz de esperanza. Uno no puede mirar la historia de su propio país como un derrotero poblado de luchas y desafíos, pero también de momentos luminosos. Es parte de la esperanza que anida sin que uno se dé cuenta.

Yo percibo, por ejemplo, los años veinte y treinta en El Salvador, como un momento de luz. Se consolida en el país una red de pensamiento crítico y político que, si bien desemboca en luchas cada vez más álgidas, también establece uno de los más fuertes pilares de nuestra herencia cultural, constituido por el vitalismo teosófico de Maferrer; el periodismo independiente encabezado por el diario Patria y las publicaciones universitarias; la lucha cívica de Prudencia Ayala; la narrativa y la pintura de Salarrué; las movilizaciones de mujeres; la poesía de Claudia Lars, y más. El año 1932 es el coralario de ese proceso germinal de transformación: la matanza se cierne sobre estos primeros destellos del siglo XX.

Durante los años sesenta y setenta se revitaliza y se reconstituye este impulso de los sectores populares, las capas universitarias, profesionales, obreras e intelectuales del país. La nación avanza  hacia un proyecto de cambio social, cultural y político, un cambio de raíz y estructura, empujado con la lucha armada.

Luego de varias décadas de combate y luego de la construcción del primer gran acuerdo nacional por la paz y la justicia social, firmado en Chapultepec en 1992, nos avocamos a un tercer momento de luz. Esta puerta se abre por completo con la instalación del primer gobierno de alternancia política en la historia de El Salvador: el Gobierno del Cambio, conducido por Mauricio Funes y el FMLN.

La época que vivimos exige una transformación cultural que recoja nuestro legado cultural en su integralidad y potencie el poder soberano de la ciudadanía. Debe reconocerse que, con estos fines, el FMLN ha tendido históricamente una plataforma de diálogo e intercambio con artistas, intelectuales, gente dedicada a la academia y a la ciencia, desde los momentos más duros de la lucha armada hasta las jornadas de construcción de sus propuestas programática de gobierno y de la novedosa y necesaria Ley de Arte y Cultura.

En la actualidad además la Secretaría de Cultura del FMLN conduce otro proyecto de gran relevancia: la publicación de los primeros dos tomos que recogen buena parte del pensamiento crítico salvadoreño contemporáneo, con un enfoque amplio y diverso, con altos criterios de calidad académica, avalados por la Universidad Nacional Autónoma de México y un selecto grupo de dictaminadores.

Todas estas iniciativas de diálogo son expresiones claras de la voluntad sólida tanto del FMLN como de la ciudadanía por avanzar con decisión en la construcción de un imaginario de transformación que tenga como corazón la paz, la tolerancia, la pluralidad, la diversidad, la justicia social, la memoria y la verdad.

“Ya va a venir el día, / ponte el sol. // Ya viene el día, dobla / el aliento, triplica / tu bondad y da codos / al miedo”, nos vuelve a decir Vallejo. Ese día está cada vez más cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: