Palabras de Luis Alvarenga pronunciadas en el evento “Encuentro, ciencia, arte y cultura”

6 Mar

Imagen

(Palabras pronunciadas el 04 de marzo, en el evento “Encuentro, ciencia, arte y cultura” realizado en el Teatro Presidente por el “Movimiento Ciudadano Arte y Cultura El Salvador Adelante”).

La actividad artística es importante para la transformación de la sensibilidad humana. Esto hace que su carácter político sea evidente. El abrir los ojos a nuevos mundos, distintos al de una realidad muchas veces irracional; el alterar la indiferencia hacia lo cotidiano y transformarla en asombro, maravilla y cuestionamiento; todo eso crea una disposición crítica hacia la realidad, o, más bien, hacia la realidad organizada en función de fines deshumanizadores e irracionales. El arte, se ha dicho, es emoción, pero emoción que conmociona y mueve la razón hacia la acción.

De ahí que al arte y el o la artista que la produce, esté del lado de la crítica y de la rebelión. De ahí que el arte sea político. Lo político del arte no es siempre ni exclusivamente militancia política. El carácter político del arte viene dado por ser expresión y modificación de lo sensible. Esto hace inadmisible el confundir el carácter crítico del trabajo artístico o académico con una pretendida apoliticidad, con un “yo no milito en partidos”, o “yo no tomo una postura política a favor o en contra de nadie”. No podemos creer que estamos más allá de la realidad que nos toca vivir. Hay más consciencia en aquel pintor que está trabajando solo en su estudio, pero que sabe que su pintura toca almas, cambia consciencias, alerta cerebros, que en aquel que participa en el espacio público para llamar a anular la posibilidad de una forma de acción eficaz en un momento histórico determinado, en favor de una supuesta independencia de pensamiento.

Como artistas, como escritores, como académicos, lo mismo que cualquier otra persona que se dedique a las más distintas labores, estamos interpelados por la realidad y estamos tanto en el derecho como en la obligación ética, de participar políticamente, entendiendo esto último como “tomar parte” de los asuntos de interés público, esto es, de los asuntos que nos implican a todas y todos.  Este “tomar parte” es a favor de las personas y colectividades concretas que históricamente han sido marginados, excluidss, invisibilizadss y reprimidss. Este “tomar parte”, desde nuestro trabajo como artistas, como trabajadores de la función intelectual, es la búsqueda de lo que Ellacuría llamó “la palabra eficaz”. La palabra eficaz, dice, es “creadora de la vida que se re-crea en el escrito y en los otros lo que es la cosa viva.” Esta búsqueda también está unida a la de la acción eficaz. Que sea eficaz para incidir en la transformación radical de la realidad.

Por esa razón, consideramos que esta incidencia en la transformación de la realidad tiene mayores posibilidades si, como artistas y académicos, le damos un empuje desde nuestro quehacer. También consideramos que esta necesidad de transformación de la realidad tiene mayores posibilidades en la medida en que, como sociedad, vayamos superando las estructuras y relaciones autoritarias que han caracterizado a El Salvador. No es despreciable que estemos ante la posibilidad real de evitar que esas estructuras de poder económico, social y político retomen el Ejecutivo como pretenden hacerlo. Al contrario, es algo que nos da esperanza y aliento para seguir trabajando en las muchas cosas que hace falta cambiar en el país.

El Salvador necesita mucho de la danza, de la pintura, de la literatura, es decir, de expresiones que “son palabras bellas” porque son “las que dan vida, que nacieron de una vida y se van hechas de luz y vida a las otras almas”, como escribió Ellacuría. Por eso, reafirmamos nuestro apoyo al programa del FMLN, a su proceso de discusión y de elaboración de su plataforma cultural. Obviamente, un proceso de participación para definir líneas de trabajo, la creación de un Ministerio de Cultura y la concreción de políticas de seguridad social para los artistas son pasos importantes en la dignificación de nuestro trabajo. Reafirmamos también nuestro compromiso de seguir actuando, desde la práctica de una palabra eficaz, desde la creación artística y literaria, desde los espacios de reflexión y formación académica, en función de las transformaciones necesarias para humanizar este país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: