Poeta Luis Melgar Brizuela

28 Nov

Imagen

Luis Melgar Brizuela Nació en Suchitoto, Cuscatlán, El Salvador, 1943. Obtuvo su profesorado en Letras por la Escuela Normal Superior de El Salvador 1963 – 1965. Licenciado en Letras por la Universidad de El Salvador (1966 – 1971); Profesorado en Literatura Española por el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid, España, 1972 y Doctorado en Letras Hispánica El Colegio de México. 1978 –1981. Ha sido profesor de lenguaje y literatura en los niveles de Primaria, Secundaria y Superior, en universidades de su país y México. ).  Ha realizado arduos trabajos de estudio e investigación acerca de la literatura indígena e indígenista de Mesoamérica.

Miembro fundador del Grupo Literario “Piedra y Siglo”. A la vez, formo parte del Instituto Salvadoreño de Cultura Hispánica. 1971 – 1975, de la Asociación de Bibliotecarios de El Salvador, ABES y de la Comunidad de Escritores Salvadoreños, CES. De 1997 a 1998 fue miembro de la Junta Directiva de la Facultad de Ciencias y Humanidades de la Universidad de El Salvador. En la actualidad forma parte de la Asociación de Escritores de Centroamérica, ADECA (fundada en Tegucigalpa, agosto de 2006

Entre los más importantes reconocimientos recibidos cuenta con un Primer Lugar en Oratoria, Certamen de la Asociación de Estudiantes de Derecho, AED, Universidad de El Salvador, 1968; Primer lugar en los Juegos Florales Centroamericanos de Poesía en León, Nicaragua, el año 2006 con el libro “Siete historias de Cuzcatlán”. Recibió además un reconocimiento como poeta e investigador indigenista por parte de la Fundación Metáfora y el Consejo Nahuat Pipil de Nahuizalco, en mayo 2012.

Ha publicado las siguientes obras literarias: “Los Dioses de la Guerra”: Poesía. Editorial Oxcelotlán. San Salvador. 1992. “El Cipítío en El Salvador-Sheraton”. Crónica-collage literario sobre la ofensiva guerrillera de noviembre 1989 en San Salvador, en co-autoría. Editorial Arco Iris. 1992. “La Poesía Salvadoreña del siglo XX”. Investigación. Departamento de Letras y Coordinación Universitaria de Investigación Científica (CUIC), de la Universidad de El Salvador. 1989. “Expresión y Comunicación”: investigación didáctico-comunicológica para el Sistema de Educación a Distancia de la Universidad Pedagógica Nacional de México, UPN. México, 1984 –1985. En co-autoría. Las vanguardias en México: Fascículo. SEP y Editorial Somos. México, 1983. “Literatura Antigua,” “Literatura Contemporánea”, “Literatura Hispanoamericana, Centroamericana y Salvadoreña”, Educación Estética I, II y III: Textos didácticos: desarrollo de los programas oficiales de Educación Media, respectivamente, para los niveles 1, 2, y 3 del Bachillerato, desde 1976 hasta 1996. “Cara y cruz de la dramaturgia salvadoreña contemporánea”: 1956 – 1992. Estudio preliminar (a modo de prólogo) de una antología de dramaturgia salvadoreña, por encargo del “Centro de Documentación Teatral” de Madrid, España, 1992 – 1993. Numerosos artículos, reseñas, poemas, ponencias, ensayos, para páginas literarias, revistas o encuentros literarios.

A (MI) MODO DE PRESENTACIÓN

 Vengo de un delirio donde velando mi cadáver

estaba una abuela que no conocí.

Vengo del delirio de la sangre

que a torrentes dan los de la guerra.

Y estaba un ángel completamente azul

a la par mía

pidiéndome consejo.

Este es el gran caos,

el huevo tronando,

ya le salga serpiente

ya le salga pájaro

(sin negar, por supuesto, a Quetzalcóatl).

Este es el punto de truene de que hablaron los magos.

O la piedra de toque que te conté.

¿Cómo seguir callando tanta infamia

y no estallar?

¿Es que ya sólo el miedo manda?

Basta de reticencias palúdicas.

Cierto, mi piedra no será la primera,

pero que lleva toque,

lo lleva…

IMPRESIÓN NO 1

Soy hijo de la noche.

Nací cuando el sol ya estaba próximo.

Sin embargo mis primeros ojos

fueron de luz arborescente

de oración a la hora del rocío

de búhos con verbos sustanciales.

Mestizo vine al mundo

de maíz y de barro.

Me enseñaron la rosa de los vientos.

Sin embargo a la ronda del tiempo

las brújulas huyeron.

Tengo más alma ahora

pero ya no me pongo de rodillas.

Una vez yo busqué las palabras

y resbalaron del diente al labio.

Ahora ellas me buscan

arrancan desde mí con orden raro.

A veces me desgarran.

Es que no dije todo lo que la lluvia trajo

y se empozó el idioma

y después se hizo vino

y ahora estoy borracho

desde el occipital hasta el índice izquierdo.

Soy hijo de la noche

perdido en este valle

de poemas y de lindas mujeres.

Nocturno soy.

Noctílope.

Nochesco.

Nocherniego.

La luna me pone los nervios de guitarra:

con caricias de octubre

dolor y pedazos de tango sobre el tejado.

La noche me circunda con teoremas

de pasión o de muerte.

Se me llega de incógnita

a turnos de su luto y su ternura.

La noche es una madre misteriosa.

Tiene caracoles profundos.

Temblor…

arborescentes hembras arborescentes.

La noche es el regazo de los viajes

la soledad del mundo

sintonizando

para dentro del ojo galopante.

La noche te conoce

le cambia los pañales a tu alma

y te quedas tranquilo como un ángel

La noche te perdona y se va.

Te deja su pupila arborescente

y se va

cuando el sol ya está próximo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: