Archivo | noviembre, 2013

Poeta Julio Iraheta Santos

28 Nov

Imagen

Julio Iraheta Santos nació en San Salvador en 1939, aunque se le conoce como originario de la ciudad de Santa Tecla. Se dio a conocer inicialmente en las páginas culturales de Diario Latino dirigidas por Juan Felipe Toruño. Publicó en todas las páginas de arte y letras de todos los periódicos nacionales. Fue miembro fundador del Grupo Literario “Piedra y Siglo” y del Taller Literario Salvadoreño “Francisco Díaz”. Formó parte del colectivo cultural “Segunda Quincena”.

Tercer Premio 1963, Ciudad de Quezaltenango, Guatemala; Mención Honorífica, Certamen 15 de Septiembre, Guatemala; Primer lugar, Centenario Ciudad de Sensuntepeque 1965 –Jurados: Salarrué e Ítalo López Vallecillos-; 2 veces primer lugar, Guadalupe, Dpto. San Vicente; Segundo lugar dos veces Santa Tecla, 1965 y 1969-Juegos Florales en honor a Claudia Lars-; Segundo lugar, 1972, Primer Certamen de Poesía Cívica, Santa Ana, protestado por el público por considerar que era acreedor del Primer lugar; Mención Honorífica 1983, Premio Nacional de Poesía, UCA Editores, etc.

Tiene publicados Confidencias para académicos y delincuentes (Poesía), Todos los días el hombre (Poesía, Editorial de la Universidadde El Salvador), Los espantapájaros (Poesía, Editorial UES), El Cristo de las calles (Poesía, Fraternidad Teológica Latinoamericana), Café marginal (La Cabuda Cartonera de El Salvador y el sitio español Poesíasalvaje.org), Selección de Confidencia para académicos y delincuentes (La Cabuda cartonera de El Salvador). Ha sido incluido en antologías publicadas en España (Editorial CLIE, El Salmo Fugitivo: Una Antología de poesía religiosa Latinoamericana del Siglo XX, prologada por Carlos Monsiváis y a cargo de Leopoldo Cervantez-Ortiz); Argentina, Ediciones Certeza; Costa Rica, EDUCA, Editorial de Universidades de Centroamérica; México, Mesoamérica, S.A.; Suiza, Poesía Salvadoreña del Siglo XX, bilingüe, María Poumier; USA, Mirror of war: literatura and revolution in El Salvador; Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”; Universidad de El Salvador; Dirección de Publicaciones del Ministerio de Educación de El Salvador; Fundación Metáfora; Aula Abierta de Diario Co Latino: programa de Letras de los Bachilleratos de Educación Media de El Salvador, etc.Ha sido columnista de El Independiente de Montreal, Canadá (elindependiente.ca) y de la revista digital de España, Lupa Protestante. Colabora periódicamente con Suplemento Cultural Tres Mil de Diario Co Latino.

EL POETA Y LA ESPOSA

 Mira mis ojos, esposa.

Mira como re copian todo el día.

De la cocina a la pila despilfarras aliento.

Haces cuentas del sueldo que no tienes.

Piensas en la leche de los niños.

Cambias pañales a la vida

y refunfuñas por tu suerte

Mira mis ojos, esposa.

Si yo pudiera abrir un tallercito

y poner un letrero que dijera:

“SE HACEN Y SE REMIENDAN VERSOS.”

Pero la gente pasaría indiferente.

Mira mis ojos, esposa.

Hoy has andado 100 kilómetros en casa.

Yo muero de mirarte y me retiro

y a la esquina llego a pajarear tristezas

y a sangrar el último poema.

PATRIA. TRISTE PUTA QUERIDA.

A veces

uno quisiera hablar

del mundo y su belleza.

Uno quisiera hablar y largarse

con el viento

a tocar las luces

de los puertos.

           Pero hay algo que lo impide.

           Algo que nos llena el rostro

           de relámpagos y lágrimas.

           Algo vestido de mañanas harapientas,

           de buses con gente hipotecada,

           de trenes

           que cruzan campos prisioneros,

           de muelles donde la patria

           (triste puta querida)

           recibe el semen

           de rubios mercaderes.

A veces

uno quisiera hablar

en azahares,

pero aquí todavía

no hay verano

y tenemos que seguir rabiando

aunque nos lleve el diablo.

Poeta Luis Melgar Brizuela

28 Nov

Imagen

Luis Melgar Brizuela Nació en Suchitoto, Cuscatlán, El Salvador, 1943. Obtuvo su profesorado en Letras por la Escuela Normal Superior de El Salvador 1963 – 1965. Licenciado en Letras por la Universidad de El Salvador (1966 – 1971); Profesorado en Literatura Española por el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid, España, 1972 y Doctorado en Letras Hispánica El Colegio de México. 1978 –1981. Ha sido profesor de lenguaje y literatura en los niveles de Primaria, Secundaria y Superior, en universidades de su país y México. ).  Ha realizado arduos trabajos de estudio e investigación acerca de la literatura indígena e indígenista de Mesoamérica.

Miembro fundador del Grupo Literario “Piedra y Siglo”. A la vez, formo parte del Instituto Salvadoreño de Cultura Hispánica. 1971 – 1975, de la Asociación de Bibliotecarios de El Salvador, ABES y de la Comunidad de Escritores Salvadoreños, CES. De 1997 a 1998 fue miembro de la Junta Directiva de la Facultad de Ciencias y Humanidades de la Universidad de El Salvador. En la actualidad forma parte de la Asociación de Escritores de Centroamérica, ADECA (fundada en Tegucigalpa, agosto de 2006

Entre los más importantes reconocimientos recibidos cuenta con un Primer Lugar en Oratoria, Certamen de la Asociación de Estudiantes de Derecho, AED, Universidad de El Salvador, 1968; Primer lugar en los Juegos Florales Centroamericanos de Poesía en León, Nicaragua, el año 2006 con el libro “Siete historias de Cuzcatlán”. Recibió además un reconocimiento como poeta e investigador indigenista por parte de la Fundación Metáfora y el Consejo Nahuat Pipil de Nahuizalco, en mayo 2012.

Ha publicado las siguientes obras literarias: “Los Dioses de la Guerra”: Poesía. Editorial Oxcelotlán. San Salvador. 1992. “El Cipítío en El Salvador-Sheraton”. Crónica-collage literario sobre la ofensiva guerrillera de noviembre 1989 en San Salvador, en co-autoría. Editorial Arco Iris. 1992. “La Poesía Salvadoreña del siglo XX”. Investigación. Departamento de Letras y Coordinación Universitaria de Investigación Científica (CUIC), de la Universidad de El Salvador. 1989. “Expresión y Comunicación”: investigación didáctico-comunicológica para el Sistema de Educación a Distancia de la Universidad Pedagógica Nacional de México, UPN. México, 1984 –1985. En co-autoría. Las vanguardias en México: Fascículo. SEP y Editorial Somos. México, 1983. “Literatura Antigua,” “Literatura Contemporánea”, “Literatura Hispanoamericana, Centroamericana y Salvadoreña”, Educación Estética I, II y III: Textos didácticos: desarrollo de los programas oficiales de Educación Media, respectivamente, para los niveles 1, 2, y 3 del Bachillerato, desde 1976 hasta 1996. “Cara y cruz de la dramaturgia salvadoreña contemporánea”: 1956 – 1992. Estudio preliminar (a modo de prólogo) de una antología de dramaturgia salvadoreña, por encargo del “Centro de Documentación Teatral” de Madrid, España, 1992 – 1993. Numerosos artículos, reseñas, poemas, ponencias, ensayos, para páginas literarias, revistas o encuentros literarios.

A (MI) MODO DE PRESENTACIÓN

 Vengo de un delirio donde velando mi cadáver

estaba una abuela que no conocí.

Vengo del delirio de la sangre

que a torrentes dan los de la guerra.

Y estaba un ángel completamente azul

a la par mía

pidiéndome consejo.

Este es el gran caos,

el huevo tronando,

ya le salga serpiente

ya le salga pájaro

(sin negar, por supuesto, a Quetzalcóatl).

Este es el punto de truene de que hablaron los magos.

O la piedra de toque que te conté.

¿Cómo seguir callando tanta infamia

y no estallar?

¿Es que ya sólo el miedo manda?

Basta de reticencias palúdicas.

Cierto, mi piedra no será la primera,

pero que lleva toque,

lo lleva…

IMPRESIÓN NO 1

Soy hijo de la noche.

Nací cuando el sol ya estaba próximo.

Sin embargo mis primeros ojos

fueron de luz arborescente

de oración a la hora del rocío

de búhos con verbos sustanciales.

Mestizo vine al mundo

de maíz y de barro.

Me enseñaron la rosa de los vientos.

Sin embargo a la ronda del tiempo

las brújulas huyeron.

Tengo más alma ahora

pero ya no me pongo de rodillas.

Una vez yo busqué las palabras

y resbalaron del diente al labio.

Ahora ellas me buscan

arrancan desde mí con orden raro.

A veces me desgarran.

Es que no dije todo lo que la lluvia trajo

y se empozó el idioma

y después se hizo vino

y ahora estoy borracho

desde el occipital hasta el índice izquierdo.

Soy hijo de la noche

perdido en este valle

de poemas y de lindas mujeres.

Nocturno soy.

Noctílope.

Nochesco.

Nocherniego.

La luna me pone los nervios de guitarra:

con caricias de octubre

dolor y pedazos de tango sobre el tejado.

La noche me circunda con teoremas

de pasión o de muerte.

Se me llega de incógnita

a turnos de su luto y su ternura.

La noche es una madre misteriosa.

Tiene caracoles profundos.

Temblor…

arborescentes hembras arborescentes.

La noche es el regazo de los viajes

la soledad del mundo

sintonizando

para dentro del ojo galopante.

La noche te conoce

le cambia los pañales a tu alma

y te quedas tranquilo como un ángel

La noche te perdona y se va.

Te deja su pupila arborescente

y se va

cuando el sol ya está próximo.

Poeta Rafael Mendoza

28 Nov
Imagen

Foto cortesía del archivo del poeta Rafael Mendoza

Rafael Mendoza nació en San Salvador el 2 de febrero de 1943. Miembro fundador del Grupo Literario “Piedra y Siglo”. Además de escribir, Mendoza estudió Ciencias Jurídicas, habiéndose graduado en dicha especialidad. En 1969 obtuvo un accesit en la rama de poesía, por el libro “Palabrotas con dolor”, en el Certamen Cultural Centroamericano de la Asociación de Estudiantes de Derecho de la Universidad Nacional; luego, en 1970 y en el mismo certamen, ganó el primer premio en poesía con “Los muertos y otras confesiones” (publicado ese mismo año por la Dirección de Publicaciones), y el segundo en cuento con “El matamoscas y otras ficciones”; en la versión del año siguiente de esa misma justa literaria obtiene nuevamente el primer premio en poesía con “Los pájaros”, y el segundo en cuento con “Mitos trágicos y Breves”.     

Otras obras publicadas de Mendoza son: “Confesiones a Marcia” (Editorial Universitaria, 1970), “Testimonio de Voces” (Dirección de Publicaciones, 1971), “Sermones”  (Edición limitada, 1972), “Los derechos Humanos”  (1ª. Ed., Facultad de Economía, UES, 1974; 2ª.Ed., Editorial Universitaria, 1980), “Con la Cruz a Cuestas” (Compartido con otros autores de C.A. Ediciones “La Hora Cero”, San Salvador , 1977), “Elegía a Media Asta”  (Premio “Club de Prensa de El Salvador” de 1976, Plaquette. Edición del autor), “Entendimientos” (Sonetos). (Dirección de Publicaciones, 1977). “Homenaje Nacional”  (Central Impresora, S.A. de C.V,1986; 2ª. Edición limitada, 2011, Editorial Palo Verde), “Los Pájaros”  (Editorial Universitaria, UES, 1987),Poemas Para Morir en Una Ciudad Sitiada por la Tristeza” (Ediciones Palo Verde, 2004), “Este Mal de Familia” (Con poemas  suyos y de sus hijos Mezti Súchit y Rafael Franciso, Editorial Palo Verde. 2008), “Cartón de Sonetos”, (Edición Limitada, La Cabuda Cartonera, 2010) ”Querido Homo Sapiens” (Edición limitada en Editorial palo verde, 2011).

Selecciones de su obra, de Mendoza han sido traducidas al ruso, al inglés y al francés; también figuran en antologías del país y del  extranjero, entre ellas, “Arme y  Desarme” (Universidad Autónoma de Querétaro, 1983); “Para el Combate y La Esperanza”; “Homenaje a El Salvador”  (prologada por Julio Cortázar, VISOR, 1982); y “Poesía Salvadoreña” de Helena Jordana (México, 1982). Al momento de editarse esta obra se encuentra en impresión su antología personal “He dicho”, en la Editorial de la Universidad de El Salvador.

 

DOÑA PATRIA

Te esperaba

como a las amigas de mamá,

imponente y obesa,

majestuosa en tu enjundia,

vigilándonos

para que no nos sacáramos los ojos

repartiéndonos a todos el pan diario

y cuidando la puerta

para que no entraran forajidos…

Nunca pensé verte tan flácida,

tan gris en tu debilidad

para admitir

cualquier tunante…

 

EN LA VIÑA DEL SEÑOR

Tiene San Salvador

un malhumor antiguo

que se pasea por las avenidas

como el fantasma de un general

derrotado en todas sus batallas.

Nací y crecí en esta ciudad

sitiada por la tristeza

y por las ánimas que salen cada tarde

a sentarse en el atrio de la catedral

para llorar sus pasados

mientras esperan las carrozas de agosto

la procesión del santo entierro

o el arca de Noé.

San Salvador: la capital

del único país del mundo

con más de un cadáver por kilómetro cuadrado.

Una mala jugada sin arcos de triunfo

sin metro

ni músicos que se hayan inspirado en el río

que la atraviesa con la muerte a flote.

No se parece a Estocolmo

ni a Tokio

ni mucho menos a La Habana

pero es fresca

muy fresca

para dormirse en sus laureles

a pesar de los gritos que damos

unas cuantas ovejas descarriadas

que nadie puede trasquilar.

 

Poeta Ricardo Castrorrivas

28 Nov
Imagen

Foto cortesía del archivo del poeta Rafael Mendoza

Nació en San Salvador el 19 de septiembre de 1938. Es autodidacto. Al terminar sus estudios de primaria, aprendió el oficio de tipógrafo-linotipista, habiéndose desempeñado como tal en la Dirección de Publicaciones del Ministerio de Cultura (de entonces) lo que le permitió conocer a los más prestigiosos escritores  del país, como Claudia Lars, Salarrué y Ricardo Trigueros de León; y, además, a través de esos contactos, los clásicos de la literatura salvadoreña, cimentando así a temprana edad su vocación por las letras. Miembro fundador del Grupo Literario “Piedra y Siglo”. Se le distingue como “verdadero maestro de la narrativa salvadoreña”.

Ha sido un ferviente defensor de sus ideas libertarias dentro de una identificación ideológica insobornable y vibrante, que algunas veces le ha llevado a posiciones de aparente irreverencia y han marcado la firmeza de su temperamento revolucionario. Como poeta se inclina a una expresión de atrevidas imágenes con fuerte contenido erótico y social y con “un lenguaje capitoso y vibrátil”, tal como lo califica el Dr. David Escobar Galindo.

Ha publicado: “Teoría para lograr la Inmortalidad y Otras Teorías” (cuentos, 1972); “Ciudades del Amor” (poesía, 1977); “Puro Pueblo” (poesía, 1980). Figura también en el libro “Las cabezas Infinitas” (poesía, 1971), así como en varias antologías de poetas nacionales. Ha sido galardonado con primacías de poesía y cuento en certámenes nacionales y extranjeros. Actualmente prepara la primera edición de “Zaccabé-Uxtá”, cuento mágico premiado en los Juegos Florales de Quetzaltenango, Guatemala, 1974.

LA FLOR DE IZOTE

Catedral de  marfil petalecido,

campanularia emerges entre espadas.

triunfo de la blancura tus nevadas

corolas que el rocío ha bendecido.

Territorio de albura protegido

Por verdes bayonetas sublevadas,

Que con verde eclosión de mil espadas

Aplauden tu ascensión a blanco nido.

Consagración del blanco congregado

En marfilino ramo casi alado

En un leve aletear de albas palomas

Y como crecés libre entre las lomas,

Cuando no se te mira en el cercado

¡con tus hostias el pueblo ha comulgado!

LAS PUPUSAS

¡Ardientes, perfumadas con loroco!

¡Con queso, chicharrón y con frijoles!

¡Las mías, tan calientes como ausoles!

¡Por las revueltas yo me vuelvo loco!

Así te celebramos tus virtudes,

Pupusa popular… pan vehemente

Horneado con aplausos, que candente,

A las manos del pueblo fiel acudes …

¡Que vivan tus entrañas de mixturas!

¡Dios salve tu abolengo, tus aromas,

Escudo nacional de sabrosuras!

¡Hoy te consagro en todos los diplomas,

Benefactora de hambres y amarguras y

Te bendigo en todos los idiomas

FMLN publicará poemario de colectivo literario Piedra y siglo

22 Nov

Imagen

Redacción/ Secretaría de Cultura FMLN

“La poesía nos abre la posibilidad de ser que entraña todo nacer; recrea al hombre y lo hace asumir su condición verdadera” Inspirada en esa frase del poeta Octavio Paz, la Secretaría Nacional de Arte y Cultura del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), invita al público a asistir este miércoles 04 de diciembre a las 5:30 pm, a la presentación de la antología poética Piedra y siglo que se llevará a cabo en el Museo Marte de San Salvador.

La publicación del libro es un homenaje del Frente a los poetas del colectivo literario Piedra y Siglo, por su calidad poética y su extraordinario compromiso con las luchas y aspiraciones de nuestro pueblo durante más de cuatro décadas.

Ésta es la segunda publicación de poesía que la Secretaría de Cultura del partido realiza. En marzo de 2012, en homenaje a las mujeres salvadoreñas, publicó un poemario titulado “Mujeres reunión poética” que reunía a 18 poetas salvadoreñas con un tiraje de 3 mil ejemplares que fueron distribuidos gratuitamente, al igual como se hará con Piedra y siglo.

P YSIGLO

El colectivo literario Piedra y Siglo nació en 1966 por iniciativa de un grupo de jóvenes que se reunían en la Universidad de El Salvador, ellos son: Ricardo Castro Rivas, Jorge Campos, Jonathán Alvarado Saracay, Ovidio Villafuerte, José María Cuéllar, Julio Iraheta Santos, Uriel Valencia, Luis Melgar Brizuela y Rafael Mendoza. Aunque de esta lista, son siete los que posteriormente se consideran sus miembros principales: Mendoza, Castrorrivas, Melgar, Villafuerte, Cuéllar, Iraheta Santos y Valencia.

Su poesía alude, entre otros cosas, al ideal de constituir como grupo un sujeto poético que exprese la promesa de una nueva forma de vida social, así lo plantean en su manifiesto de 1967: “estamos comprometidos con nosotros mismo, con la verdad, la belleza y la justicia. No favorecemos el arte por el arte. Nuestro credo es la lucha por formar hombres mejores, por una sociedad más humanizada”.

Según el especialista en literatura, el Dr. Ricardo Roque Baldovinos, uno de los aportes resaltables de Piedra y Siglo es haber insistido en incorporar una conciencia reflexiva sobre lo poético. Y la demanda de “conocimiento” que reclama el arte”. Es decir el compromiso por elaborar un corpus poético de alta calidad.

El objetivo, de esta entrega poética, es acercar la poesía con un público más amplio, y se inscribe en una línea estratégica de trabajo del Frente, de ver a la cultura como un derecho humano fundamental.

unnamed

Imagen

Comunicado

14 Nov

Comunicado

COMUNICADO DE LA SECRETARÍA NACIONAL DE ARTE Y CULTURA DEL FMLN

Ante la situación laboral y administrativa por la que atraviesa SECULTURA, que ha derivado en un paro de labores en dicha institución, la Secretaría Nacional de Arte y Cultura del FMLN manifiesta que:

1. Es necesario encontrar una solución que dé respuesta satisfactoria a las demandas de los trabajadores de SECULTURA, tal como se ha hecho en otras carteras de Estado.

2. Se debe establecer de inmediato un mecanismo de diálogo y concertación para la solución al conflicto entre los trabajadores y las autoridades de SECULTURA, con la participación de otras instituciones que pueden aportar propuestas y brinden acompañamiento.

3. Rechazamos el uso de las amenazas e intimidaciones, así como la idea enfrentar los problemas penalmente o por la vía judicial. Asimismo, que personas interesadas quieran utilizar el conflicto para fines políticos partidistas y electorales.

4. Por nuestra parte, buscaremos aportar a una pronta solución desde las instancias necesarias, para que SECULTURA vuelva a sus labores normales, teniendo en cuenta la legalidad y las limitaciones fiscales y presupuestarias.

5. Así también, seguiremos trabajando por la pronta aprobación de la Ley de Arte y Cultura que hemos propuesto a la Asamblea Legislativa, la que permitirá fortalecer la institucionalidad gubernamental del trabajo cultural y artístico, dando un marco diferente a las relaciones laborales en la institución.

San Salvador, 12 de noviembre de 2013.
Secretaría Nacional de Arte y Cultura del FMLN

Anteproyectos de “Ley de Cultura y Arte” (por Claudia Cristiani)

5 Nov

Imagen

(Ponencia presentada ante la Comisión de Cultura y Educación de la Asamblea Legislativa que se llevó a cabo el día 29 de octubre de 2013, en el marco del foro para discutir el Proyecto de Ley de Cultura elaborado por el FMLN)

Anteproyectos de “Ley de Cultura y Arte”, “Ley Especial para el fomento de la Música Nacional”, “Ley de Cinematografía de la República de El Salvador” y reformas a la “Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador”

Claudia Cristiani

A solicitud de la Comisión de Cultura y Educación de la Honorable Asamblea Legislativa, se me ha solicitado exponer mis opiniones sobre el contenido del anteproyecto de “Ley de Cultura y Arte” que se encuentra en estos momentos en estudio en la Comisión así como de los anteproyectos de “Ley Especial para el fomento de la Música Nacional”, “Ley de Cinematografía de la República de El Salvador” y reformas a la “Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador”, también en estudio en la Comisión.

Es necesario señalar que resulta prácticamente imposible expresar opinión sobre todos los aspectos que deben revisarse dado el tiempo del que dispongo para hacerlo. He intentado resumir e incluir los puntos que considero más relevantes.

Comienzo identificando brevemente en qué he basado la lectura de los anteproyectos y, por lo tanto, las opiniones vertidas.

Primero, un marco legal relacionado a la cultura debiera atender dos cosas: (1) crear la infraestructura necesaria para que el Estado pueda cumplir, diseñar y ejecutar las políticas públicas relacionadas a la cultura y (2] asegurar las condiciones para que los ciudadanos podamos ejercer nuestros derechos culturales.

Y segundo, sobre el derecho a la cultura, en términos generales, señalo que éste tiene dos dimensiones: el acceso [acceder, gozar] y la participación (tomar parte, crear, contribuir}. Es en el marco de estas dos dimensiones que se definen los diferentes aspectos y actividades específicas que un Estado puede hacer y por lo tanto, de la legislación al respecto. Así, por ejemplo, la preservación del patrimonio cultural es una actividad específica que atiende el acceso (es lo que garantiza la disponibilidad de las expresiones culturales a las que se accede). Así también, a manera de ejemplo, el apoyo económico a la creación artística atiende la participación (la capacidad económica de los ciudadanos para crear y contribuir).

Prosigo con los puntos que considero relevante destacar:

I.       Ley General de Cultura vrs. leyes individuales o especiales

Considero que lo importante es que se cumplan los objetivos correspondientes al marco legal cultural y no si esto se hace a través de una sola ley o de varias. En mi opinión personal, por varias razones, pueden ser mejores o al menos más prácticas y claras las leyes particulares.

II       Infraestructura gubernamental para el cumplimiento, diseño y ejecución de políticas púbicas relacionadas a la cultura

Como mencioné al inicio, uno de los objetivos primordiales del marco legal debe ser la creación de la infraestructura necesaria para que el Estado pueda cumplir, elaborar y ejecutar las políticas públicas pertinentes. Un Ministerio de Cultura se refiere precisamente a esa infraestructura. Sigue leyendo

El Proyecto de Cultura y Arte de la República de El Salvador: la invención colectiva de un sueño (Por Breni Cuenca)

5 Nov

Imagen

(Ponencia presentada ante la Comisión de Cultura y Educación de la Asamblea Legislativa que se llevó a cabo el día 29 de octubre de 2013 en el marco del foro para discutir el Proyecto de Ley de Cultura elaborado por el FMLN)

Breni Cuenca

(Estimados invitados)

Como ustedes saben, la fracción legislativa del FMLN y la Secretaría de cultura y arte del mismo partido, trabajando mancomunadamente, bajo el liderazgo de la diputada Lorena Peña, se propusieron entregar al país un Proyecto de Ley de Arte y Cultura, que recogiera los planteamientos y las grandes aspiraciones de los trabajadores de la cultura y el arte. Esa fue la tarea propuesta que concretamos en el Proyecto de Ley que ahora está en el seno de la Honorable Comisión de Educación y Cultura para su discusión y enriquecimiento.

I. LAS GRANDES IMPRONTAS DEL PROYECTO DE LEY DE CULTURA Y ARTE

El proyecto de Ley  de cultura y arte fue elaborado en el marco de dos grandes improntas:

1. La primera, es el reconocimiento de las grandes contribuciones culturales y artísticas que nos han sido heredadas por las distintas generaciones de salvadoreños, especialmente las de los pueblos originarios. Su herencia, en primer lugar, humana y cultural, plena de valores de resistencia y de lucha por sus derechos, de riqueza lingüística y estética, de cosmovisiones, ha sido crucial para las configuraciones culturales e identitarias salvadoreñas y  de enorme importancia como contribución al patrimonio material y simbólico del mundo. A esas contribuciones ancestrales se suman las obras, las luchas y los procesos de transformación llevados a cabo por los salvadoreños en distintos periodos: Colonial, de Independencia, Federal Centroamericano, Republicano, y Contemporáneo.

De forma especial, debemos gratitud a pensadores e intelectuales salvadoreños de las distintas épocas, que sería largo enumerar. Los escasos estudios de historiografía salvadoreña son de gran valor y,  abren la perspectiva para aquilatar la cultura y el arte como procesos acumulativos que es preciso reconocer. Como contribuciones al conocimiento cultural del siglo XX son muy importantes en esta materia los ensayos de Fina Viegas: Aproximación a la historiografía salvadoreña de 1950-2000 [1] y de Carlos Gregorio López: La historia cultural en El Salvador: Un campo de estudio en ciernes.

Dice Fina Viegas que el ejercicio del oficio de historiador no siempre ha sido ejercido por historiadores académicos, sino por muchos pensadores de otras disciplinas que han recorrido el pasado de El Salvador con la intención de narrar y/o explicar quienes fuimos y, tal vez, quiénes somos.

Carlos Gregorio López plantea la necesidad de considerar la historia cultural como objeto privilegiado de estudio, reconoce en Francisco Gavidia el esfuerzo por identificar y pensar el pasado indígena; discute críticamente el proyecto liberal ilustrado de David Joaquín Guzmán y su visión de la educación como instrumento de la ladinización; plantea la importancia de Alberto Masferrer y su énfasis en lo social y la teosofía, y destaca el papel de Roque Dalton en la interpretación del papel de los sectores subalternos en la historia nacional y sus reflexiones sobre la historia y la identidad cultural.

Respecto a los insumos de conocimientos producidos por los pensadores e investigadores salvadoreños contemporáneos, este proyecto de Ley de cultura y arte está en gratitud con las ideas e investigaciones de muchos de ellos, quienes han hecho notables contribuciones a la interpretación de la realidad sociopolítica, histórica, estética, cultural, antropológica y arqueológica del país. Mencionó entre ellos a: Pedro Escalante Arce, Eugenia López Velásquez, Roberto Turcios, Knut Walter, Carlos Gregorio López, Miguel Huezo Mixco, Adolfo Bonilla, Federico Paredes, Rafael Lara Martínez, Horacio Castellanos, Fina Viegas, Ricardo Roque Baldovinos, Eliseo Ortiz, Candelaria Navas, Carlos Lara Martínez, Luis Alvarenga, Ramón Rivas, Amparo Marroquín, Silvia López, Beatriz Cortez, Olga Vásquez, Wolfgang Effenberger, entre otros, que también son de nuestro  mayor aprecio.

No hemos olvidado, por supuesto, los decisivos aportes de sus antecesores cercanos, quienes entre 1960 y 1980, en medio de la polarización política, configuraron en el país, lo que, acuerdo con Fina Viegas, puede ser considerado lo más cercano a una generación de historiadores.  A mi juicio integran esta generación, ilustres nombres: entre ellos, Rafael Menjívar, Jorge Arias Gómez, Alejandro Dagoberto Marroquín, Juan Mario Castellanos, Roque Dalton, Matilde Elena López, Ítalo López Vallecillos, Abel Cuenca, Rafael Cáceres Prendes y Rafael Guidos Véjar. Todos intelectuales, afines a la oposición antiautoritaria, vinculados en gran medida a la Universidad de El Salvador. Respecto a Jorge Arias Gómez y Roque Dalton, Viegas destaca la influencia de estos autores y obras en el cambio de los imaginarios sociales de la época y, en el caso de Dalton, la forma en que decididamente incorpora la cultura popular a la reflexión histórica y poética.

En todas las épocas, hay acontecimientos de gran significación en la historia cultural de un país  que no pueden ser olvidadas porque marcan rutas decisivas de su vida como naciones: la fundación de la Real y Pontificia Universidad de México, fundada el 21 de septiembre de 1551 y de la Universidad de San Carlos de Guatemala, el 31 de enero de 1676 fue decisiva, por ejemplo,  para el desarrollo de esos países y para que ellos ocupen un sitial especial en la educación y cultura del continente. Nunca debemos olvidar nuestros propios hitos culturales, entre ellos por supuesto, la fundación de la Universidad de El Salvador el 16 de febrero de 1841, la fundación del Museo Nacional en 1883 bajo la dirección de David J.Guzman; la creación de los círculos literarios y la creación de la biblioteca nacional durante el régimen liberal de Zaldivar entre 1875 y 1886; la recopilación de los mitos náhuat-pipiles por María de Baratta y Schultze Jena entre 1920 y 1930; la creación de la Revista El Salvador de la Junta Nacional de Turismo y el suplemento “La república”, entre otros.

Pero hay otros hechos que una mirada superficial puede considerar modestos, pero que tienen una enorme significación cultural: por ejemplo, la creación de la Dirección de Bellas Artes durante el gobierno de Oscar Osorio en 1950; el movimiento sufragista y el voto de  las mujeres en 1950 que es un acontecimiento importantísimo de la cultura e imaginarios políticos; la fundación del Departamento de Publicaciones en 1953, a cargo de Ricardo Trigueros de León[2] como “espacio de edición y de difusión del pensamiento salvadoreño y centroamericano; la Fundación de la revista, Cultura[3] en 1955, bajo la dirección del periodista Manuel Andino; el rescate de los  sitios arqueológicos de Tazumal, El Trapiche, San Andrés y Cihuatán[4], la revitalización del Museo Nacional `David J. Guzmán´, bajo la dirección del historiador Lardé y Larín[5], la reforma educativa y cultural encabezada por el Ministro de Educación Walter Beneke; la Construcción del edificio para la Biblioteca y el Archivo Nacional, todos estas creaciones constituyeron los cimientos de los emprendimientos culturales de los periodos subsiguientes.

Somos hijos de un incesante proceso de construcciones de sentido y de transformaciones y, por lo tanto, el devenir de nuestra vida e identidad cultural está marcado por acumulaciones culturales, que tanto en los momentos de armonía como en los de conflicto social, han abierto y dinamizado las transformaciones del país.   Sigue leyendo

La necesidad de una ley de cultura y arte ( por Ricardo Roque Baldovinos)

5 Nov

Imagen

(Ponencia presentada ante la Comisión de Cultura y Educación de la Asamblea Legislativa que se llevó a cabo el día 29 de octubre de 2013 en el marco del foro para discutir el Proyecto de Ley de Cultura elaborado por el FMLN)

Ricardo Roque Baldovinos

I

La primera dificultad es que el “concepto de cultura” parece ser demasiado vago y elusivo. En algunas acepciones, es demasiado restringido y pareciera remitirnos a algunas actividades como las artes que por ser de práctica de participación muy minoritaria podrían verse como un lujo, como algo que difícilmente puede considerarse prioritario frente a las ingentes necesidades del país. En otras, como en el concepto antropológico, la cultura se amplía tanto que comienza a abarcar el espectro de toda la actividad humana. Lo cual tiene la ventaja de la inclusión pero se vuelve tan poco específico, habría una cultura de la violencia, una cultura del emprendedurismo, que no hay por donde agarrarla.

Me imagino que esto para el legislador puede ser desconcertante, pues pareciera que nos estamos remitiendo a un ámbito imposible de definir y, en consecuencia, de normar. En el mejor de los casos, la cultura podría abordarse como una especie de eje transversal a considerarse en legislaciones específicas para los ámbitos de educación, economía, comunicación social. En el peor, la cultura sería algo tan imprevisible y espontáneo que no valdría la pena regular. Conceptos elusivos como el de cultura o bien evidencian deficiencia de reflexión, problemas que los hemos pensado mal, o bien apuntan a realidades complejas e importantes, de allí los problemas para abarcarlas. Creo que estamos ante el segundo caso. En eso que tentativamente llamamos cultura se juega algo trascendental para la vida de las sociedades.

En lo que sigue de la reflexión voy a tratar, en un primer momento, de explicar qué está en juego en la “cultura”. Yendo un poco a contracorriente, después de aceptar una definición amplia, antropológica de cultura, defenderé también por qué el arte juega un papel fundamental como matriz de la cultura libre y emancipadora debe ser el fin de las políticas públicas. En un segundo momento, haré un recuento de los distintos modelos de políticas culturales de sus logros y sus alcances, para esbozar cuáles son los retos más notables.

II

No los cansaré haciendo una historia del concepto de cultura, tema por lo demás fascinante, pero que nos distraería del propósito que aquí nos reúne. Bastará decir que la acepción más difundida que define, a grandes rasgos, un patrimonio de una comunidad y que reclama un especial cuidado, es relativamente reciente. De alrededor del siglo XVIII cuando deja de ser una metáfora agrícola que nos remitía a la formación intelectual o moral, que era la acepción que venía desde la antigüedad. De esta forma el concepto de cultura está íntimamente ligado a la modernidad y sus paradojas. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: