La Arqueología del País en Datos (Federico A. Paredes Umaña)

12 Jun

mapa fede

La Arqueología del País en Datos

Federico A. Paredes Umaña

Becario del Programa de Becas Posdoctorales UNAM

Instituto de Investigaciones antropológicas, UNAM

Introducción

Este artículo busca aportar ideas para el debate generado a raíz de la propuesta del partido FMLN de una Ley Nacional de Cultura. Dicha propuesta se encuentra ya en discusión en la Asamblea Legislativa desde noviembre del año recién pasado y a la fecha es la única presentada a la comisión de cultura por un instituto político.

De entrada, quiero decir que me parece que la propuesta de ley busca llenar un vacío en el país y que me parece positivo que se abra el debate en torno a los temas específicos que ésta contiene. La filosofía de la propuesta de Ley se encuentra claramente definida en los Títulos del I al V y esto es una virtud del documento, por cuanto expone brevemente sus motivaciones y los preceptos que deben regir la política estatal de la cultura. Creo que un Ministerio de Cultura (Título V) es importante para el país. Sería un mensaje claro de parte de la clase política que la cultura es un eje del desarrollo del país. También creo que de crearse, debemos velar porque sea una herramienta de estímulo a la creatividad del ser humano y de apoyo a la investigación de los procesos creativos del mismo.

A continuación voy a presentar algunos aportes al debate sobre el Título VII Del Patrimonio Cultural de El Salvador, Capítulo V, Registro, Inventario y Catalogación de bienes culturales materiales e inmateriales. Voy a enfocarme específicamente en lo que respecta a los bienes materiales inmuebles, por ejemplo los sitios arqueológicos que están contenidos por paisajes naturales (por ejemplo los abrigos rocosos con manifestaciones rupestres) y aquellos que constan de arquitectura formal (por ejemplo Joya de Cerén, Tazumal, Cihuatán, entre otros).

Del sistema nacional de información cultural

Esta es una de las visiones del gremio de arqueólogos de El Salvador, y de otros profesionales de la cultura en el país. El Sistema Nacional de Información Cultural está concebido y descrito en la propuesta de Ley Nacional de Cultura, sin embargo ha sido expuesto de manera esquemática. Por eso creo importante ampliar por esta vía sus alcances.

El sistema integrado de información cultural propuesto permite la toma de decisiones sobre gestión del patrimonio cultural inmueble. Permite además la confrontación de la red catastral y de la red patrimonial, con el fin de garantizar el monitoreo preventivo y el seguimiento de los bienes patrimoniales inmuebles[1].

El Sistema Integrado de Información Cultural depende del adecuado levantamiento de los datos en campo, a través de topografía formal y censos, pero también a través del uso de tecnologías de punta. Es mi parecer que el Sistema Integrado de Información Cultural debería funcionar en el marco de un centro informático de monitoreo con características similares a las del recientemente inaugurado centro de monitoreo del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARN) a un costo de 13 millones de dólares.

Los costos de instalación del Sistema Integrado de información Cultural no exceden los costos del centro de monitoreo del MARN, pero son semejantes, bajo los razonamientos siguientes:

1) Los costos políticos que debe asumir la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural (DNPC) por la constante pérdida del patrimonio cultural material inmueble en El Salvador son constantes, en consecuencia existe una pérdida de imagen pública para la institución.

2) El Salvador tiene una extensión territorial que le permite establecer un sistema eficiente que cruce el catastro nacional con los registros patrimoniales tanto muebles como inmuebles a través de los sistemas de información geográfica en un 100% de su territorio. Este sería un escenario impensable para otros países del continente e incluso de la misma región centroamericana, pero los 20,000 km2 de El Salvador lo hacen factible

3) los costos de los mapeos remotos, con tecnología LIDAR (por su siglas en inglés Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging), serán en los años venideros cada vez más comunes y los precios también tenderán a la baja.

Estos mapeos remotos permiten la generación de modelos de elevación digital con una resolución de más de 40 puntos por metro cuadrado, lo que permite un nivel de registro semejante o superior al del mapeo topográfico con curvas de nivel a un metro. Este nivel de control territorial permite el análisis estratégico de las zonas con mayor riesgo en una etapa previa al trabajo de campo, lo que hace más eficiente el uso de recursos en combustibles y visitas de campo.

La arqueología del país en datos

En El Salvador existe un registro de sitios arqueológicos que funciona desde los años 40´s. Dicho registro se incrementa de manera permanente. A la fecha contamos con un registro que combina información en papel e información digital. Es previsible que en los años venideros el registro tome ventaja de los formatos digitales. En el año 2005, el Departamento de Arqueología de la entonces CONCULTURA suscribió un convenio con el Centro Nacional de Registros para la elaboración de un Atlas Arqueológico Digital. Ese primer esfuerzo hacia la gestión del territorio aun necesita de esfuerzos que lo lleven a ser un verdadero sistema eficiente de información cultural en lo que concierne al patrimonio cultural material inmueble. Un ejemplo de las tareas pendientes es que el trabajo realizado por la Universidad de El Salvador denominado Atlas Arqueológico de Oriente, hace casi 5 años aun no ha sido incorporado a los datos que voy a presentar. Se calcula que existen unos 200 registros de sitios arqueológicos que no están aun incorporados al formato del Atlas arqueológico digital. También conocemos que la localización de muchos sitios en dicho documento es muy aproximada y es necesario refinar los datos aun más.

A pesar de las limitaciones de ese primer esfuerzo, quiero resaltar de manera concreta la valiosa información que se desprende el Atlas arqueológico digital, y del cruce de esa información con mapas de usos de suelos, y mapas geológicos de El Salvador. Es mi parecer que debemos conocer los datos concretos que tenemos disponibles para refinar las estrategias de registro, inventario y catalogación de bienes culturales inmuebles.

El Salvador tiene reportados un total de 598 sitios arqueológicos, según datos actualizados hasta el año 2005. Esto equivale a 0.03 sitios arqueológicos por Km². En promedio El Salvador cuenta con 2.2 sitios por Municipio.

Un análisis de esta información nos arroja que existen 187 municipios de El Salvador que reportan entre 0-2 sitios arqueológicos en su jurisdicción. Esta es una densidad bastante manejable. Un total de 65 municipios de El Salvador reportan entre 3-9 sitios arqueológicos en su jurisdicción, y son solamente 10 los municipios que llegan a reporta entre 10-26. Vistos de manera estratégica, estos números nos dicen que un plan de ordenamiento de prioridades y de monitoreos preventivos en los municipios con mayores riesgos es factible y debería ser relativamente sencillo de implementar.

Cabe destacar que según la misma fuente de información habrían 80 municipios de El Salvador que a la fecha no reportan sitios arqueológicos. Esto es consecuencia de varios factores: la falta de investigaciones sistemáticas en algunas zonas del país, la poca capacidad de los municipios para identificar y reportar los hallazgos en sus localidades en contravención con lo estipulado en el marco jurídico vigente; posiblemente existen limitaciones de presupuesto y de capacitación de recursos humanos, además del retraso en la incorporación de datos de las investigaciones arqueológicas autorizadas por la estatal al sistema de registro nacional.

A continuación se muestra una serie de tablas que nos ilustra la situación de la arqueología en números, de acuerdo a la información oficial levantada hasta el año 2005 por el proyecto Atlas Arqueológico Digital.

Departamento N. de Municipios sin reportes arqueológicos Departamento N. de Municipios sin reportes arqueológicos Departamento N. de Municipios
sin reportes arqueológicos
Ahuachapan 1 Chalatenango 14 Morazán 9
Sonsonate 3 Cabañas 4 La Unión 10
San Salvador 3 San Vicente 6
Cuscatlan 4 Usulutan 5
La Paz 12 San Miguel 7

Tabla 1. Municipios por Departamentos que reportan 0 sitios arqueológicos.

Municipio N sitios arqueológicos reportados Municipio N sitios arqueológicos reportados Municipio N sitios arqueológicos reportados
Ciudad Arce 26 Suchitoto 15 Ahuachapan 12
San Juan Opico 23 Armenia 14 Izalco 10
Metapan 20 Chalchuapa 12 Santa Ana 9
San Salvador 16 Coatepeque 12

Tabla 2. Municipios con más sitios arqueológicos reportados en El Salvador.

Departamento N sitios arqueológicos reportados Departamento N sitios arqueológicos reportados
Ahuachapan 50 La Paz 18
Santa Ana 68 Cabañas 11
Sonsonate 61 San Vicente 21
Chalatenango 31 Usulutan 43
La Libertad 96 San Miguel 36
San Salvador 53 Morazan 35
Cuscatlan 38 La Unión 17

Tabla 3. Número de Sitios Arqueológicos reportado por Departamento.

Categoria uso de suelo en El Salvador N. Sitios arqueológicos Reportados por categoría Porcentaje
Territorios Artificiales 108 18 %
Territorios Agrícolas 388 65 %
Bósques y medios Seminaturales 87 14 %
Zonas Húmedas 2 0.3 %
Cuerpos de Agua 13 2 %

Tabla 4. Número de sitios arqueológicos reportado por categoría de uso de suelo en El Salvador. Estos datos han sido obtenido mediante la combinación del Registro Nacional de Sitios Arqueológicos de El Salvador, y el proyecto de uso de suelos Corine Land Cover 2004.

La tabla 4 muestra claramente cómo deben orientarse las prioridades de un sistema de monitoreo preventivo de las condiciones de los inmuebles patrimoniales en el país. Los territorios artificiales, es decir zonas predominantemente urbanas, carreteras, puertos e infraestructura nacional reportan solo 18 % de los sitios arqueológicos. Con la implementación de la nueva ley de lotificaciones, es previsible que el número de reportes en territorios artificiales se incremente, y que la actividad arqueológica de rescate en el país tenga un notable incremento. Esta realidad nos advierte de la creciente demanda de arqueólogos profesionales en el país.

El Reto está en los Territorios “Agrícolas”

Por otro lado es bastante claro que los territorios agrícolas presentan un panorama diferente. Es ahí donde se localiza la mayoría de los registros arqueológicos de El Salvador (65%). Esto demanda una política especial orientada a garantizar que dichos sitios, localizados casi siempre dentro de propiedades inmuebles cuenten con polígonos de protección, que se limite el uso de la tierra mediante la marginación de las escrituras de propiedad, todas facultades que la ley vigente otorga y que la Propuesta de Ley de Cultura busca consolidar.

Las zonas húmedas y cuerpos de agua presentan otros retos para el monitoreo preventivo, sin embargo cabe destacar que en los últimos 15 años, El Salvador ha dado inicio a las investigaciones de arqueología subacuática. La protección del patrimonio subacuático figura en la propuesta de Ley. Es más, la Propuesta de Ley de Cultura prevé que en el futuro El Salvador cuente con una unidad de rescate y monitoreo en donde se incluya una sección de arqueología subacuática.

De la relación entre el registro catastral y el registro patrimonial.

Una de las tareas más importantes para el monitoreo preventivo que el Estado debe ejercer es la adecuada confrontación de los registros catastrales y patrimoniales. A continuación presento el resultado del uso de Sistemas de Información Geográfica (GIS) para la localización de las zonas patrimoniales aledañas al poblado moderno de Concepción de ataco. En el mapa se pueden observar tanto el registro catastral como el registro patrimonial. Hay dos sitios arqueológicos en los alrededores del poblado actual. La ventaja de conocer su ubicación con este grado de precisión es evidente.

   Ejemplo del uso de Sistemas de Información Geográfica (GIS) para el control espacial y la gestión de las zonas patrimoniales. Elaboración del autor.

Ejemplo del uso de Sistemas de Información Geográfica (GIS) para el control espacial y la gestión de las zonas patrimoniales. Elaboración del autor.

El Salvador utiliza los siguientes parámetros para su cartografía oficial:

Sistema de coordenadas geográficas NAD 27
Sistema de proyección de coordenadas Lambert Conformal Conic
Esferoide Clarke 1866
Meridiano central -89
Latitud de referencia 13.78333 / 13°47”
Paralelo estándar 1 13.31666 / 13°19”
Paralelo estándar 2 14.25 / 14°15”
Falso Este 500000
Falso Norte 295,809.184
DATUM nad 27

Tabla 5 Parámetros oficiales de la cartografía de El Salvador

A pesar de que esta es información relativamente fácil de ubicar, creo que es importante publicarla aquí, puesto que estos parámetros deben pasar a ser de uso común por arqueólogos profesionales en El Salvador. Es deseable que las referencias espaciales en los reportes técnicos sean homogéneos para la topografía y catastro del nuevo sistema de registro.

A continuación se presenta una tabla que relaciona el mapa geológico de El Salvador con los 57 sitios rupestres conocidos en el registro nacional. Lo interesante de este tipo de análisis es que demuestra que los datos actualmente disponibles permiten no solo hacer investigación arqueológica, sino permitirían afinar las estrategias de monitoreos preventivos de muchos de los elementos que constituyen el patrimonio cultural inmueble de El Salvador.

Silificación Esquema Volcánico-Estratigráfico delMápa Geológico de El Salvador (SNET-MARN) Número de sitios rupestresSegún datos del Departamento de Arqueología actualizados hasta el año 2005
C1 Piroclastitas acidas, epiclastitas volcánicas 13
b1 Epiclastitas volcánicas y piroclastitas, localmente efusivas basicas-intermedias intercaladas 10
b3 Efusivas básicas intermedias 6
m2´a Efusivas Intermedias hasta intermedias-acidas, piroclástitas subordinadas, alteración regional por influencia hidrotermal 5
s3´a Piroclásticas acidas, epiclásticas volcánicas (tobas color café) 5
c3 Efusivas básicas intermedias 4
b2 Efusivas básicas-intermedias, piroclatitas volcánicas subordinadas (estratos no diferenciados y edificios volcánicos) 3
ch1 Piroclastitas acidas, ignimbritas, epiclasticas, localmente efusivas acidas intercaladas 3
s4 Tierra blanca: piroclástitas ácidas y epiclastitas volcánicas subordinadas: localmente efusivas acidas (s3´b) 3
Qf Depósitos sedimentarios del Cuaternario 2
ch2 Efusivas acidas, piroclásticas acidas subordinadas 1
s2 Efusivas básicas intermedias, piroclastitas subordinadas 1
s5´c Cenizas Volcánicas y tobas de lápili 1

Tabla 6 Relación entre formaciones geológicas y localización de 57 sitios rupestres reportados en El Salvador hasta el año 2005.

Comentarios Finales

A manera de cierre, quiero reforzar la idea de que una estrategia de monitoreos preventivos es posible a partir de consolidar los procesos y los protocolos de los registros de bienes inmuebles. Estos ejemplos son claros porque demuestran cómo podría implementarse una estrategia que dé cumplimiento a la protección y salvaguarda del patrimonio a partir de conocer exactamente adonde se ubican los vestigios tanto de la arquitectura prehispánica como de otros vestigios antiguos como el arte rupestre y los vestigios subacuáticos entre otros. Esta es una ventaja de la tecnología actual que está cada vez más disponible.

Sirvan estos datos para apoyar al necesario debate previo a tener en vigencia una Ley Nacional de Cultura que se ejecute desde un Ministerio de Cultura al servicio de la investigación de los procesos creativos de los seres humanos que habitaron y habitan el territorio nacional.


[1] Nótese en la figura 1, las 5 categorías de uso de suelos en El Salvador y la localización de bienes patrimoniales inmuebles para la zona paracentral.

Sitios Rupestres según el registro nacional

Sitios Arqueológicos Rupestres en la base de datos del Atlas Arqueológico digital (actualizado hasta 2005).

Sitios Arqueológicos de Segundo Orden de acuerdo al Atlas Arqueológico digital (actualizado hasta 2005). Elaboración F. Paredes Umaña

Sitios Arqueológicos de Segundo Orden de acuerdo al Atlas Arqueológico digital (actualizado hasta 2005). Elaboración F. Paredes Umaña

Stios Arqueológicos y uso de suelos en El Salvador. Elaboración F. Paredes Umaña

Stios Arqueológicos y uso de suelos en El Salvador. Elaboración F. Paredes Umaña

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: